Una nueva especie invasora

Los bichitos de compañía son más peligrosos de lo que parece.

Naturalistas avistan una nueva especie invasora, picos del coral, en As Lapas

30 Enero 2016 – 00:00 h.

(http://www.elidealgallego.com/articulo/coruna/naturalistas-avistan-nueva-especie-invasora-picos-coral-lapas/20160129215230271822.html)

“El pico del coral se empezó a ver en la zona de Barrañán, pero ya está en la ciudad DANIEL MONTEAGUDO.
Llevan tiempo viéndolos por la zona de Barrañán, pero desde hace tan solo unas semanas el grupo naturalista Hábitat recibió el aviso de que una pareja de pico del coral (Estrilda astrild) sobrevolaba la playa de As Lapas. Se trata de un pájaro africano, de reciente aparición, “como un canario” que espanta a aves autóctonas y que muy probablemente se expandió porque a alguien se le ocurrió soltar su mascota sin pensar en las consecuencias.
Cuenta Dani, miembro del colectivo, que el pájaro invasor desplaza a otros del país, “pero no compite en mucha medida con ellos”. Ocurre lo mismo con las cotorras, que de momento no crían en la ciudad aunque “hay una que lleva años en Santa Margarita”. Y es que los coruñeses ponen a prueba a su propio ecosistema, que tiene que sobreponerse a acciones como la de soltar carpas en las charcas. En los campos de la Torre de Hércules, hay unas pozas de agua en las que hasta hace poco saltaban ejemplares de sapillo pintojo (Discoglossus galganoi), “uno de los pocos anfibios que puebla el ayuntamiento coruñés”.
Explica Daniel que lo lleva haciendo desde hace mucho tiempo y de una forma efectiva “hasta hace unos meses”. Sin embargo, en uno de los roteiros que organizaron alrededor del faro, se dieron cuenta de que alguien había soltado carpines dorados Carassius auratus. Esto supuso la desaparición de los huevos de sapillo pintojo que divisaron un tiempo antes e “incluso las crías pequeñitas que antes se contaban por docenas”.
En ese instante, les llegaron los dedos de un mano para contabilizarlas. Había solo tres o cuatro: “Algo tan simple como tirar unos peces de una pecera puede pegarle un bajón bastante importante a una de las pocas y últimas poblaciones de este anfibio en A Coruña”, señala Daniel. Otra de las invasoras que afecta a esta clase de animales y a los odonatos son las gambusias (Gambusia affinis), “unas autenticas pirañas en miniatura que acaban con absolutamente todo lo que cae al agua”.
El experto cuenta que se alimentan de puestas y de larvas de insectos: “Hay muchos en la charca de Eirís donde también hay otro super depredador que es el cangrejo americano (Procambarus clarkii)”. Este último es capaz de comer casi todo tipo de vegetación y de escavar unas galerías enormes. Añade el naturalista que al cangrejo también le gusta devorar larvas de anfibios o las puestas de estos: “No son los únicos que los merman, ni los únicos que hay en Eirís porque también hay tortugas de florida (Trachemys scripta)” ya que aunque las retiraron, Daniel asegura que volverá a haberlas.
Al margen de la fauna, el experto ve el principal problema en las plantas invasoras, que sí están desbancando a las autóctonas porque “mucha la gente las sigue plantando sin ningún cuidado”. Esto pasa con las uñas de gato, cada vez más presentes en las laderas de la Torre, o la hierba de pampa, que se expande por zonas despobladas o al margen de las carreteras.
Su implantación cuando levantaron la AP-9, una espina dorsal que hizo desplazarlas a un lado y otro del país, supuso la consolidación paulatina de una especie “okupa” muy difícil de exterminar ya que no sirve con cortar la parte superficial.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s