La amenaza del calentamiento global

No hay contestación alguna, que provenga de científicos independientes, sobre el hecho irrefutable del calentamiento climático actual. Los negacionistas, o están al margen de la dinámica científica, o son técnicos mercenarios a sueldo de corporaciones interesadas en disimular los efectos del cambio climático. Otra cuestión diferente es cuáles son los efectos sobre la Tierra y sus habitantes de este cambio, y cuál es la velocidad con la que actúa; sobre estos asuntos hay un amplio debate.

El clima, hablando en general, responde de manera no lineal a las causas que están produciendo su modificación. Sin embargo, la mayor parte de las predicciones sobre los efectos del cambio climático están hechas sobre la base de modelos lineales, más sencillos de manejar y, sobre todo, de interpretar. Acaba de publicarse un trabajo que contiene resultados de asunciones no lineales (“La sensibilidad no lineal del clima  y sus implicaciones para el futuro calentamiento de efecto invernadero”; http://advances.sciencemag.org/content/2/11/e1501923.full), cuyas conclusiones no son nada optimistas. De nuevo, parece que los científicos estábamos siendo demasiado optimistas, quizá para no parecer catastrofistas ante amplios segmentos sociales que nos miran con recelo, sin darse cuenta de que lo nuestro no tiene nada que ver con la bola de cristal y de que ni quitamos ni ponemos, sino que tratamos de ajustarnos fielmente a los hechos observados para hacer nuestros pronósticos. El calentamiento global, ese al que demasiados incautos necios niegan un papel relevante, puede pasar factura mucho antes de lo previsto. Incluso puede que hayamos cruzado ya la puerta que conduce a nuestra propia extinción.

 

f2-large

Fig. 2. Reconstructed global mean temperatures.

Globally averaged SAT (K) and radiative forcing anomalies (W/m2) for the last 784 ka and for the RCP8.5 scenario. (A) Global mean SAT anomalies (K) reconstructed from 14 long-term paleoproxies of SST (blue line) and from the transient model simulation (red line). Anomalies were calculated with respect to PI times. (B) Averaged, reconstructed global mean SAT anomaly (K, black line). Shading denotes uncertainty of ±2.12 K (see Materials and Methods). (C) CMIP5 ensemble mean projection for globally averaged SAT increase (K) with respect to PI mean state using RCP8.5 (black line) (6). Shading denotes ensemble SD. Dashed horizontal lines in (B) and (C) denote reconstructed maximum global mean SAT during the last 784,000 years (B) and its exceedance (C). (D) Radiative forcing anomalies (W/m2) with respect to PI mean state. Cyan, dust forcing; red, greenhouse gas forcing; black, ice sheet forcing; magenta, orbital forcing; brown, sea-level forcing; blue, sum of radiative forcings (see also fig. S7). (E) Radiative forcing anomalies (W/m2) with respect to PI mean state used for the CMIP5 RCP8.5 simulations (6).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s