Siete afirmaciones ciertas sobre el cambio climático

Como consecuencia de la actividad humana, el clima está cambiando inusitadamente deprisa. Siempre hay quien niega la evidencia, pero es así. En http://www.ambientum.com/boletino/noticias/7-datos-importantes-sobre-el-cambio-clim%C3%A1tico.asp?utm_campaign=11032015not&utm_medium=email&utm_source=newsnoticias se relacionan siete cuestiones que ningún científico independiente y sensato niega sobre el cambio climático, que se reconoce como una de las cinco causas próximas más importantes de la crisis de extinción actual (¡atentos al último!):

“1. EL PLANETA SE CALIENTA

El mes de marzo fue el segundo más cálido de la historia de la Tierra desde que tenemos registro de temperaturas (1880), según el informe mensual que elabora el del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA. En 2016 ha sido, por tercer año consecutivo, el año más cálido de la historia, consiguiendo romper el récord de 2015 y del 2014.

A lo largo de los últimos 50 años, las actividades humanas, y en particular la combustión de combustibles fósiles, han liberado cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero suficientes para afectar al clima mundial. La concentración atmosférica de dióxido de carbono, gas que atrapa más calor en las capas bajas de la atmósfera, ha aumentado en más de un 30% desde los tiempos anteriores a la revolución industrial.

2. LA CULPA ES NUESTRA

El fenómeno de El niño contribuyó al record registrado el año pasado, pero no hay causa natural que explique la tendencia del alza térmica de los últimos 50 años. Los ciclos solares duran 11 años, las erupciones volcánicas enfrían esporádicamente el planeta. Entre tanto, los gases de efecto invernadero emitidos por la actividad humana forman un manto cada vez más grueso que atrapa el calor de la superficie de la Tierra.

3. NO CABE LA MENOR DUDA

Desde finales del siglo XIX los científicos han venido observando un cambio en el clima que no puede atribuirse únicamente a alguna de las influencias “naturales” del pasado. En febrero de 2007, el IPCC publicó un resumen de su Cuarto Informe de Evaluación del IPCC dónde se llega a la conclusión que la causa del calentamiento global, con un 90% o más de probabilidad es de origen humano. En 2014 se publica la primera parte del Quinto Informe de Evaluación del IPCC dónde los científicos están al 95% seguros de que los seres humanos son la “causa dominante” del calentamiento global desde la década de 1950.

4. LA SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR

La elevación del nivel del mar, es una consecuencia del calentamiento global, debido al deshielo de los casquetes polares. Los últimos datos de los expertos climáticos confirman una tasa de elevación de 3,2 mm/año, entre 1993 y 2010. El año pasado, se derritió el 97% de la capa de hielo superficial de Groenlandia, algo que no ocurría así desde hacía 150 años. En enero pasado los investigadores alertaron que una gigantesca grieta descubierta en la plataforma de hielo de la Antártica llamada Larsen C podría desprenderse y crear un iceberg gigante.

5. LOS CAMBIOS CLIMÁTICOS TIENEN SUS CONSECUENCIAS

El cambio climático está afectando al clima, no causa una sequía particular ni un temporal en concreto, pero aumenta la probabilidad que se produzcan fenómenos extremos. Tan sólo la fuerte ola de calor registrada en el año 2003 se cobró la vida de al menos 70.000 personas en Europa. En 2010 la fuerte ola de calor registrada en Rusia causó decenas de grandes incendios y costó la vida a 50.000 personas, según la OMS.

6. LA FAUNA Y FLORA CAMBIA

Desde hace tiempo los expertos alertan acerca del profundo efecto que tiene el incremento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en todos los ecosistemas del planeta. Las variaciones climáticas están alterando los ciclos naturales. El aumento de las temperaturas está diezmando poblaciones de animales y plantas, empujando a las especies, alterando migraciones y conductas.

7. PODEMOS EVITARLO

El problema principal del calentamiento global y del consiguiente cambio climático es principalmente nuestro modelo productivo. En este mundo cada vez más globalizado, necesitamos mirar más allá de la búsqueda de beneficios y aprovechar el existente mercado de ideas para afrontar este reto, para no hacer del exacerbado consumo nuestro estilo de vida.”

O, sintetizando: debemos trascender al paradigma mercantilista y productivista en el que hemos nacido y nos hemos educado y actuar de acuerdo a los principios del paradigma de la sostenibilidad. Que no es, en ningún caso, la idea que se trata de vender desde los medios de difusión ni desde la mayor parte de las instituciones.

Bosques más ricos en especies son más productivos

Laura J. Williams, Alain Paquette, Jeannine Cavender-Bares, Christian Messier &
Peter B. Reich, 2017. Spatial complementarity in tree crowns explains overyielding in species mixtures, Nature Ecology & Evolution, nature.com/articles/doi:10.1038/s41559-016-0063

“Descifrar los mecanismos que vinculan la biodiversidad con las funciones de los ecosistemas es fundamental para comprender las consecuencias de los cambios sobre la biodiversidad. La hipótesis de que los efectos de la complementariedad y la selección influyen en las relaciones entre la diversidad biológica y las funciones de los ecosistemas está bien aceptada, y se ha aplicado frecuentemente un enfoque para desvincular estadísticamente la importancia relativa de estos efectos. Por el contrario, las demostraciones empíricas de los mecanismos biológicos que subyacen a estas relaciones siguen siendo escasas. Aquí, a partir de un experimento de campo con árboles jóvenes, se evidencia que una forma de complementariedad en las comunidades vegetales -complementaridad entre coronas en el espacio del dosel- es un mecanismo relacionado con la interceptación y uso de la luz que vincula la biodiversidad con la productividad del ecosistema. La sobremodalidad de la biomasa de tallos aumentó bruscamente en mezclas con mayor complementariedad de la corona. Las diferencias entre especies en la arquitectura de la corona llevaron a una mayor complementariedad de la corona en mezclas de especies funcionalmente diversas. La variación intraespecífica, particularmente la plasticidad dirigida por vecinos en las coronas, la complementariedad espacial modificada y la relación positiva con la plasticidad de la corona superior y las diferencias interespecíficas inherentes contribuyeron casi igualmente a explicar los patrones de sobrecarga. Se postula que la complementariedad de la corona es un mecanismo importante que puede contribuir a la productividad mejorada de la diversidad en los bosques.”

Ya se empieza a reconocer oficialmente

Impedir la pérdida de biodiversidad para el 2020 no será posible

Juan Carlos Atienza, SEO/BirdLife

“En 2011 más de 200 Estados soberanos, entre los que se incluye España, se comprometieron a poner freno a la pérdida de biodiversidad en el planeta en 2020 en el marco del Convenio de Diversidad Biológica. Para conseguir este objetivo se aprobaron las denominadas Metas de Aichi, que son 20 metas con acciones concretas para abordar los principales motores de pérdida de biodiversidad

Impedir la pérdida de biodiversidad para el 2020 no será posible

Sin embargo, los propios datos enviados por los Estados a la Secretaría de la CBD demuestran que no se conseguirá el objetivo global. Estas conclusiones las presentó SEO/BirdLife en la reciente cumbre sobre la biodiversidad celebrada en Cancún (México) del 4 al 17 del pasado diciembre en un detallado informe.

Según este análisis, el progreso de España es insuficiente ya que de las 20 Metas de Aichi, sólo aprueba en las metas 8 (relativa a la contaminación), 11 (sobre áreas protegidas), 17 (puesta en marcha de una estrategia de biodiversidad) y la 19 (sobre conocimiento, ciencia y tecnología).

En las otras 16 metas, el progreso de nuestro país es insuficiente. La situación es aún más grave si se atiende al grado de ambición que se ha fijado España para lograr los objetivos fijados por la comunidad internacional. Sólo en cinco de las Metas de Aichi las intenciones de nuestro Gobierno son similares o superiores a las fijadas por el Convenio de Diversidad Biológica.

Pero España no es un caso aislado. Solo el 10% de los países analizados por el estudio internacional ha planteado objetivos nacionales capaces de alcanzar las Metas de Aichi. El 40% tiene menos ambición de la necesaria para lograr poner freno a la pérdida de biodiversidad. En el 50% restante la ambición se considera “significativamente menor” a la precisa para alcanzar los objetivos a los que se obligó la comunidad internacional. En concreto, la meta 2 (desarrollo y reducción de la pobreza) y la 5 y la 7 (dirigidas a reducir presiones directas sobre la biodiversidad y la promoción de un uso sostenible de los recursos naturales) son las más perjudicadas por la falta de ambición.

Los principales retos

En la reciente Cumbre de Cancún se volvió a poner de relieve que el reto está en conseguir internalizar las políticas de conservación de la biodiversidad en los sectores productivos, especialmente en agricultura, ganadería, industria, turismo, etc. Los esfuerzos en conservar la biodiversidad no serán efectivos mientras no se consiga un cambio de modelo productivo.

No tiene sentido, por ejemplo, que en España se esté ayudando con fondos públicos a la industria del carbón a cielo abierto que se extrae en el interior de espacios protegidos. Es absurdo que por un lado se prime esta actividad que destruye hábitats de especies muy amenazadas, genera contaminación y favorece el cambio climático, y por otro lado se invierta en la conservación de esas mismas especies o en políticas de mitigación al cambio climático.

Lo mismo ocurre con las ayudas de la Política Agraria Común que favorece una intensificación de la agricultura que es uno de los principales motores de pérdida de biodiversidad en Europa.”

Fuente: Juan Carlos Atienza, SEO/BirdLife

Declive y amenazas en los ortópteros europeos

La reciente publicación de la Lista Roja de ortópteros europeos pone en evidencia que aproximadamente una cuarta parte de las especies están seriamente amenazadas o en peligro crítico de extinción, muy particularmente por efecto de las prácticas agropecuarias intensivas y por la fragmentación y deterioro del paisaje.

El texto original puede encontrarse aquí:
http://ec.europa.eu/environment/nature/conservation/species/redlist/downloads/ERL%20Orthoptera%20-%20Publication.pdf

Un artículo periodístico sobre el asunto: http://www.lavanguardia.com/natural/20170222/42222123224/peligro-extincion-amenazas-grillos-saltamontes-europa.html?utm_campaign=botones_sociales&utm_source=twitter&utm_medium=social

El cambio climático como responsable del cambio en el tamaño de poblaciones y especies cambian por el

 

(http://www.ambientum.com/boletino/noticias/El-tama%C3%B1o-de-poblaciones-y-especies-cambian-por-el-cambio-clim%C3%A1tico.asp?utm_campaign=11032015not&utm_medium=email&utm_source=newsnoticias)

“Un estudio, publicado en Nature Ecology & Evolution, revela que Centro Europa cada vez está más poblada por especies animales y vegetales de zonas cálidas

El tamaño de poblaciones y especies cambian por el cambio climático

Con datos empíricos de alrededor de 1.000 especies animales y vegetales, un grupo internacional de investigadores ha constatado que el aumento de la temperatura ha provocado, en los últimos 37 años, cambios en el tamaño de las poblaciones y en la distribución de las especies en Centro Europa.

Este estudio, publicado en la revista Nature Ecology & Evolution y liderado por el Centro de Investigación de Biodiversidad y Clima de Sencknberg (Alemania) incluye datos empíricos recogidos por cientos de investigadores así como de ciudadanos, ONG y autoridades estatales. “Sólo a través de colaboraciones tan grandes como esta podemos dar respuestas a algunas de las preguntas ecológicas más importantes de nuestro tiempo”, comenta Diana Bowler, autora principal del artículo.

Este análisis masivo de datos ha permitido a los investigadores documentar las tendencias desde 1980 en el tamaño de la población de las especies dentro de 22 comunidades. “Nunca se había hecho un estudio conjunto con datos de tantas y tan variadas especies, que abarcan desde algas a mamíferos, sobre el efecto a largo plazo del aumento de las temperaturas en el tamaño de las poblaciones, explica Fernando Valladares, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) que participa en el estudio.

“El cambio en la distribución que se está produciendo en cada especie viene influido por su preferencia por temperaturas más o menos cálidas. Esta relación es muy obvia en especies con mucha movilidad como las aves y las mariposas, pero también se observa con claridad en animales sésiles (organismos acuáticos adheridos a un sustrato del que no se separan) o de crecimiento lento como los líquenes”, continúa.

Al mismo tiempo que ha aumentado la presencia de especies con preferencia por el calor, ha disminuido la de especies terrestres que prefieren vivir en ambientes fríos. En las comunidades de agua dulce y marinas, los efectos del aumento de la temperatura aparentemente se manifestaron de maneras más complejas, pero incluso aquí los signos son visibles: las poblaciones de peces marinos de aguas más templadas están aumentando su presencia en el Mar del Norte.

El estudio también sugiere que los impactos del cambio climático sobre los seres vivos no ocurren solos. “El cambio en los usos del suelo, por ejemplo, también influye muy negativamente en las poblaciones y la diversidad de especies. Sin embargo, su efecto tiende a ser de naturaleza más local, mientras que el cambio climático tiene una escala geográfica amplia, resume Valladares.

Desde 1980, la temperatura media anual en las zonas de estudio aumentó en aproximadamente 0,3 grados por década. En este tiempo casi la mitad de especies han mostrado cambios significativos en sus poblaciones.”

Fuente: 20minutos.es

La tasa de introducción de especies se acelera

Un estudio publicado hace poco muestra que la tasa de introducción de especies a lugares que están fuera de su área habitual de distribución nativa está aumentando más rápidamente que nunca. Hanno Seebens y otros usaron la fecha de los primeros registros de introducción para trazar el número total de nuevos registros de especies no autóctonas cada año desde 1500. Demuestran que esto no sólo está aumentando, sino acelerándose, sin que se aprecien signos de saturación. El aumento se hace particularmente marcado desde el siglo XIX. Este intercambio global de especies no es una buena noticia, como arguyen algunos, ya que por un lado aunque la riqueza de especies puede aumentar a escala regional, a nivel mundial la riqueza de especies de nuestro planeta disminuye a medida que otras especies se extinguen, y por otro, el papel ecológico y el valor ambiental de las especies que se añaden puede variar bastante del de las eliminadas.

Hanno Seebens, Tim M. Blackburn, Ellie E. Dyer, Piero Genovesi, Philip E. Hulme, Jonathan M. Jeschke, Shyama Pagad, Petr Pyšek, Marten Winter, Margarita Arianoutsou, Sven Bacher, Bernd Blasius, Giuseppe Brundu, César Capinha, Laura Celesti-Grapow, Wayne Dawson, Stefan Dullinger, Nicol Fuentes, Heinke Jäger, John Kartesz, Marc Kenis, Holger Kreft, Ingolf Kühn, Bernd Lenzner, Andrew Liebhold, Alexander Mosena, Dietmar Moser, Misako Nishino, David Pearman, Jan Pergl, Wolfgang Rabitsch, Julissa Rojas-Sandoval, Alain Roques, Stephanie Rorke, Silvia Rossinelli, Helen E. Roy, Riccardo Scalera, Stefan Schindler, Kateřina Štajerová, Barbara Tokarska-Guzik, Mark van Kleunen, Kevin Walker, Patrick Weigelt, Takehiko Yamanaka & Franz Essl, 2017. No saturation in the accumulation of alien species worldwide. Nature Communications 8, Article number: 14435. doi:10.1038/ncomms14435 (http://www.nature.com/articles/ncomms14435).

ncomms14435_enabled-4-600x504
Global temporal trends in first record rates (dots) for all species (a) and taxonomic groups (bq) with the total number of established alien species during the respective time periods given in parentheses. Data after 2000 (grey dots) are incomplete because of the delay between sampling and publication, and therefore not included in the analysis. As first record rates were recorded on a regional scale, species may be included multiple times in one plot. (a) First record rates are the number of first records per year during 1500–2014. (bq) First record rates constitute the number of first records per 5 years during 1800–2014 for various taxonomic groups. The trend is indicated by a running median with 25-year moving window (red line). For visualization, 50-year periods are distinguished by white/grey shading.

Valor directo de la biodiversidad: criterio de opción

Acaba de publicarse en Scientific Reports un artículo que informa de que las bayas rojas del pimentero brasileño (Schinus terebinthifolius) contienen una combinación de compuestos del metabolismo secundario con poder para volver vulnerables a los estafilococos (Staphylococcus auereus) resistentes a los antibióticos (http://www.nature.com/ articles/ srep42275?WT.mc_id=FBK_SREP_1702_BRAZPEPPERTREE_OA). El asunto es especialmente relevante por dos cuestiones:

  1. por la resistencia general a los antibióticos por parte de algunas bacterias, que está en aumento, de manera que las terapias actuales se están volviendo cada vez más limitadas en cuanto al alcance y la eficacia:
  2. en el marco de la crisis actual de biodiversidad, en el que se trata de conservar la may9or cantidad de biodiversidad posible, en parte atendiendo a criterios de valor potencial.

En este último sentido, ¿cuántas plantas habrá que contengan sustancias de interés terapéutico, que puedan extinguirse en un futuro próximo? Interesa, por tanto, maximizar los esfuerzos por conocer los perfiles químicos de la mayor parte de ellas, antes de que sea demasiado tarde.